Ciudad de México. Las importaciones de México cayeron un 5,9% en agosto a tasa interanual, a US$39.655 millones, afectadas en gran medida por menores compras de bienes intermedios, según datos divulgados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el reporte mensual de la Balanza Comercial de Mercancías, el Inegi detalló que, por el contrario, las exportaciones mexicanas aumentaron un 2,2% en agosto interanual, a US$40.430 millones.

De esta forma, México registró un superávit comercial de US$775 millones en agosto, regresando nuevamente a saldos favorables en el mes después del déficit comercial registrado el mes previo.

De acuerdo con el reporte, la importación de bienes intermedios (los insumos necesarios para los procesos productivos) cayeron en un 3,7% en agosto, a US$30.787 millones.

El Grupo Financiero Banorte indicó en un reporte por separado que las cifras comerciales de agosto "le restan soporte a la posibilidad de un rebote más fuerte en la demanda doméstica", tras la caída de las importaciones.

Por el lado de las exportaciones, los envíos manufactureros crecieron en un 3,7% en agosto, a US$36.577 millones, precisó el ente estadístico.

El comercio de México está orientado principalmente a Estados Unidos, su principal socio de negocios.

El Grupo Financiero Banorte indicó en un reporte por separado que las cifras comerciales de agosto "le restan soporte a la posibilidad de un rebote más fuerte en la demanda doméstica", tras la caída de las importaciones.

"En nuestra opinión, el desempeño sigue siendo consistente con nuestro pronóstico de que el consumo privado crecerá alrededor de 1,4% anual durante 2019, aunque el reporte inserta riesgos a la baja a dicho estimado", indicó.

La economía mexicana, la segunda mayor de América Latina después de Brasil, se encuentra en una fase de desaceleración debido a factores internos y externos.

El producto interno bruto (PIB) mexicano podría crecer este año entre un 0,2% y un 0,7%, de acuerdo con el central Banco de México (Banxico), desde la expansión del 2% vista en 2018.