La Paz. La Empresa Portuaria Arica (EPA) rechazó la propuesta presentada por la Administración de Servicios Portuarios-Bolivia (ASP-B) de conformar un Comité Técnico Binacional para tratar el tema del incremento de tarifas a la carga boliviana en ese puerto chileno.

El gerente general de la estatal chilena EPA, Rodrigo Pinto, afirmó este viernes, que el lunes cuando se reunieron, se entregó la respuesta a la ASP-B.

“Y en ella señalamos claramente que no corresponde recurrir a una instancia que no existe formalmente, como es el Comité Técnico Binacional que planteó”, argumentó.

Añadió que “no corresponde convocar a una instancia ajena a la relación comercial que el Puerto de Arica y su concesionario mantienen con ASP-B. La aplicación del Manual de Servicios a las cargas de importación boliviana no tiene que ver con asuntos de política exterior.

Su alcance tiene que ver con las operaciones de este terminal, bajo criterios de eficiencia, competitividad y a su vez objetivos y no discriminatorios”. También recordó que en el encuentro del lunes con ASP-B y la concesionaria Terminal Puerto Arica (TPA), se explicó el Manual de Servicios y se mostró la predisposición de definir una nueva reunión para, “al más breve plazo”, concretar un convenio comercial.

Pinto reiteró que en la reunión del lunes, el concesionario TPA expresó a la ASP-B su disposición a entregar un descuento promedio de un 31% sobre las tarifas públicas por los servicios a la carga de importación boliviana.

El gerente de la ASPB, David Sánchez, se reunió con los ejecutivos de TPA, quienes explicaron el nuevo Manual de Servicios, que entró en vigencia el 5 de agosto.

Según el ejecutivo de la entidad estatal boliviana, la concesionaria chilena incrementó en 246% las tarifas para la carga boliviana. Luego de ese encuentro, el gerente de la EPA ratificó la aplicación del Manual de Servicios y dijo que la concesionaria privada se comprometió a realizar las mejoras operativas para que ese embarcadero sea “un puerto de estándar mundial, se normalicen las tarifas y se otorgue el acceso a importantes descuentos por volúmenes en forma especial para la carga de importación boliviana”.

Añadió que esas mejoras incluyen inversiones en infraestructura, equipamiento y tecnología, con el objetivo de que “el terminal marítimo mantenga su liderazgo y competitividad en esa región”.

Propuesta. En respuesta, el canciller Diego Pary dijo en entrevista con ATB, que Bolivia mantiene invariable su posición de que el incremento en las tarifas del puerto de Arica debe definirse a nivel de cancillerías.

Para ello, reiteró el pedido a Chile de establecer una mesa de diálogo político-técnico para hablar de las tarifas y definir de “manera negociada” un incremento. “Nos interesa que este tema Chile lo asuma como un asunto de Estado”.

El jueves, Pary señaló que recibió del gerente de la ASP-B, David Sánchez, la información de la reunión que sostuvo el lunes con autoridades y concesionarios del puerto de Arica.

Tras ese informe, dijo que se trabaja en una salida al problema del “incremento unilateral” de tarifas a la importación boliviana en este muelle que favorezca a los intereses nacionales y que sea negociada con Chile.

“Ahora, a partir del análisis de esa información, nosotros vamos a trabajar en coordinación con la ASP-B para que se pueda buscar una salida que sea favorable para el país, una salida que sea negociada con Chile”, indicó Pary.