Nueva York. Los consumidores estadounidenses formaban largas filas en tiendas comerciales este viernes para aprovechar la venta anual de "Black Friday", con grandes descuentos en vestimentas y electrónicos.

Eso ofrecía evidencias de que una economía saludable y un alza de los salarios está permitiendo un mayor gasto al comienzo de la temporada crucial de ventas de fiestas de fin de año.

"Estoy gastando más, el estado de ánimo en general es más optimista", dijo Sharon Neidert, de 57 años, quien estaba de visita en la ciudad de Nueva York desde Ohio. "Mi hija se mudó este año, así que tengo más ingresos disponibles", agregó Neidert, gerente de una compañía de software.

El Black Friday, uno de los días de compras más importantes del año en Estados Unidos, marca el comienzo de la temporada clave de compras de fiestas de fin de año de la que dependen las tiendas minoristas y es observado de cerca por analistas y economistas por pistas sobre la fortaleza del sector minorista y de la economía en general.

 

Para Neil Saunders de GlobalData Retail, tuvo un comienzo sólido. "Más personas ya han comprado más que en este mismo momento del año pasado, y su gasto promedio es más alto", dijo al detallar que el gasto promedio era US$407,20, un 2,1% más que el año pasado.

Una duda que enfrentan los inversores durante las últimas semanas de 2018 es si la economía estadounidense está en la última parte de un ciclo que ha sido impulsado por los recortes de impuestos del año pasado, pero que enfrenta cada vez más dificultades, incluyendo alzas de las tasas de interés, una guerra comercial con China y temas crediticios.

Un consumidor sólido y confiado podría retrasar o mitigar cualquier desaceleración eventual.

Los compradores adquirían ítems caros, como televisores, tabletas iPad y relojes de Apple en tiendas y online en Target Corp, mientras que en Walmart Inc los artículos más vendidos eran teléfonos, juguetes, consolas de videojuegos y utensilios de cocina.

A las 17.00 hora local del Día de Acción de Gracias, los consumidores habían gastado US$1.750 millones en compras online, un 28,6% más que hace un año, impulsadas por las ventas de teléfonos avanzados, dijo Adobe Analytics, que realiza un seguimiento de las transacciones de 80 de las 100 principales minoristas online de Estados Unidos.

Los consumidores en San Francisco lideraban las compras en el país con más de 2,3 millones de transacciones online, seguidos por más de 954.000 en Nueva York, más de 415.000 en Dallas y 389.000 en Houston, según el procesador de pagos First Data Corp, que recoge datos de cerca de un millón de comercios estadounidenses.

 

Minoristas de productos electrónicos, como Best Buy Co Inc, registraban el mayor número de transacciones, seguidos por tiendas de departamentos, como Macy's Inc, según datos de Adobe Analytics.

La Federación Nacional Minorista pronosticó que las ventas minoristas de fiestas de fin de año en Estados Unidos en noviembre y diciembre aumentarán entre 4,3% y 4,8% respecto a 2017, a un total de entre US$717.450 millones y US$720.890 millones. Eso se compara con un incremento anual promedio de 3,9% en los últimos cinco años.

Alrededor de un 38% de los consumidores estadounidenses planeaban comprar en Black Friday este año y seis de 10 de esos compradores creían que realizarían al menos la mitad de sus compras de fiestas de fin de año este día, mostró la semana pasada un sondeo de Reuters/Ipsos.