Según la proyección divulgada por la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab) de Brasil, la producción de caña de azúcar que comenzó a ser recogida en abril de este año será la menor desde la cosechada en la temporada 2011-2012 (560,9 millones de toneladas).

De esta manera, Brasil, el mayor productor y exportador mundial de azúcar y etanol, recogerá 568,4 millones de toneladas de caña de azúcar en la cosecha 2021-2022, volumen un 13,2 % inferior al de la temporada anterior y el menor en los últimos diez años, informaron este martes (23.11.2021) fuentes oficiales.

La Conab, órgano vinculado al Ministerio de Agricultura, atribuyó la fuerte caída de la producción "a los efectos climáticos adversos durante el ciclo productivo y a las bajas temperaturas registradas en junio y julio de este año, con episodios de heladas en algunas áreas de producción, especialmente los estados de Sao Paulo, Mato Grosso do Sul y Paraná".

Menos azúcar refinada y etanol combustible

El organismo agregó que la reducción de la cosecha de caña de azúcar se reflejará en la producción de sus derivados, principalmente azúcar refinada y etanol combustible.

La Conab calcula que la producción de etanol con caña de la actual cosecha se ubicará en 24.800 millones de litros del combustible, con una reducción del 16,6 % frente a la temporada inmediatamente anterior.

La producción de azúcar refinada, por su parte, será de 33,9 millones de toneladas, lo que equivale a una reducción del 17,8 % frente al último año.

La reducción de la cosecha ya comenzó a reflejarse en las exportaciones brasileñas del sector, según el Ministerio de Agricultura.

De la misma forma, las exportaciones de etanol entre abril y octubre de este año sumaron 1.130 millones de litros, con una reducción del 38,6 % frente al mismo período del año pasado.