Washington. El déficit comercial de Estados Unidos disminuyó más que lo esperado en enero debido a un descenso de las importaciones y es probable que se produzcan nuevas caídas debido a que el brote del coronavirus podría interrumpir el flujo de bienes y servicios.

El Departamento de Comercio dijo este viernes que el déficit comercial cayó un 6,7% a US$45.300 millones, con un declive también de las exportaciones. Economistas consultados por Reuters esperaban que el saldo negativo se redujera a US$46.100 millones en enero.

El dato de diciembre fue revisado levemente para mostrar que la brecha se amplió a US$48.600 millones, en lugar de los US$48.900 millones informados inicialmente.

En enero, las importaciones de bienes cayeron un 2,0% a US$203.400 millones. Hubo descensos en las importaciones de suministros industriales y materiales, así como en las de otros bienes.

Las exportaciones de bienes disminuyeron un 1,0% a US$136.400 millones en enero. Los envíos de bienes de capital y suministros industriales bajaron, pero las exportaciones de vehículos y partes aumentaron.