Ciudad de México.- En noviembre del 2018 se registró una desaceleración importante de las salidas automotoras del país, después de mostrar un comportamiento positivo en meses previos. Desde julio y hasta octubre se presentaron crecimientos anuales de doble dígito (19,85% el máximo en septiembre) y durante el penúltimo mes del año el incremento fue apenas de 4,74%, de acuerdo con cifras del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

Las exportaciones de automóviles, autopartes y accesorios automotrices representan aproximadamente el 32% del total de envíos, por lo que su dinamismo es determinante en el resultado de la Balanza Comercial.

Pese a la desaceleración presentada en noviembre, el 2018 pinta para ser un mejor año en términos de exportaciones en comparación el 2017. El conteo de enero a noviembre registra un monto total de US$129,853 millones por concepto de salidas de mercancías automotrices; en este mismo periodo del año pasado la cifra fue de US$115.372 millones, lo que implica un crecimiento de 12,55%.

En comparación inmediata, durante noviembre las salidas automotrices cayeron 2,76% en relación con el nivel registrado para octubre, con este resultado se ligan dos meses consecutivos con números rojos de mes a mes.

El total de ingresos por envíos automotores hacia el exterior ascendió a US$11.896 millones, una cifra menor que la del mes previo (12,233 mdd).

El resto de manufacturas también en negativos. Las exportaciones del resto de las manufacturas (no automotrices) siguió el mismo comportamiento de desaceleración.

La industria manufacturera, otra de las más importantes para la economía mexicana, frenó su ritmo de exportaciones. En noviembre se presentó un crecimiento anual de exportaciones de 3,85%, significativamente más modesto que los presentados en meses anteriores (10,44% en agosto).

En el penúltimo mes del año las salidas de manufacturas no automotoras tuvieron un valor de US$21.490 millones, de acuerdo con cifras desestacionalizadas del Inegi.

Aun con estos resultados, también ha sido un buen año para las salidas manufactureras, que han crecido en promedio 7,42% en el lapso enero-noviembre.

Se amplía el déficit comercial. Después de que en el mes previo se presentara el déficit comercial más reducido de todo el año, en noviembre se expande nuevamente la brecha entre exportaciones e importaciones. El déficit de comercio ascendió a US$2.763 millones, siguiendo los datos del Inegi.

Durante el penúltimo mes de este año, las exportaciones totales, registraron un incremento de 2,87% en comparación anual mientras que las importaciones crecieron al 10,43%.

Este resultado fue producto de la pérdida de ritmo de las exportaciones del sector manufacturero y el automotriz y de las caídas importantes en las salidas al exterior de mercancías petroleras, agropecuarias y extractivas.