Sao Paulo. El comercio electrónico en Brasil, la principal economía latinoamericana, tuvo una facturación en 2019 del orden de los 75.100 millones de reales (unos US$17,2 millones), un crecimiento del 22,7% en relación a 2018, según datos divulgados por las empresas del sector al tradicional informe anual de la consultora especializada en e-commerce Compre&Confíe.

El informe anual "Neotrust" de la consultora que agrupa a los datos del e-commerce en Brasil arrojó que el volumen de pedidos de los brasileños mediante medios digitales aumentó 22,5%.

Esto significa, dijo el informe divulgado a la prensa nacional e internacional, que se realizaron 178,5 millones de compras con un gasto promedio de 420 reales, poco más de US$97 al cambio actual.

El director ejecutivo de la consultora Compre&Confíe, André Días, dijo que el año de 2019 en Brasil "fue de fuerte recuperación para el comercio minorista digital".

"Hubo consolidación del modelo de 'marketplace' (shopping virtual) en Brasil, mayor integración multiplataforma y aumento de números de consumidores que por lo menos una vez hicieron una compra online", agrega el informe.

De cara a 2020,  el informe de la consultora privada estima que las compras online para este año prevé un aumento del 21%.

El estudio indicó que el público femenino respondió por el 51,2% de los pedidos y la mayor parte de las ventas, el 66%, está concentrada en la región más rica del país, el sudeste, integrada por los estados de Sao Paulo, Belo Horizonte, Espirito Santo y Río de Janeiro.

Un tercio de los pedidos fueron hechos por consumidores de la franja etaria que va de los 36 a los 50 años.