Londres. El gabinete británico aprobó este miércoles el principio de acuerdo alcanzado con la Unión Europea sobre el "Brexit" (la salida del Reino Unido de esa unión), anunció en Londres la primera ministra británica, Theresa May, tras cinco horas de reunión.

Fue una decisión difícil, sobre todo por la cuestión de Irlanda, admitió May, quien aseguró que se negoció el mejor acuerdo posible.

En el caso de que los jefes de Gobierno de los restantes 27 países de la Unión Europea aprueben el principio de acuerdo, quedaría allanado el camino para una votación en el Parlamento británico. Allí, sin embargo, se está formando un frente de resistencia multipartidario y se considera dudoso que el Gobierno pueda alcanzar la mayoría necesaria.

La mayor controversia gira en torno a si se podrán evitar los controles fronterizos entre Irlanda del Norte, que pertenece al Reino Unido, e Irlanda, que es miembro de la UE. La UE insiste en una garantía de que no habrá controles en la isla irlandesa.

El llamado "backstop", sin embargo, es resistido por los partidarios más duros del "Brexit" dentro del Partido Conservador de May y el Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte.

Reino Unido tiene previsto abandonar la UE el 29 de marzo de 2019. Si se alcanza un acuerdo de salida, este regulará el "divorcio" y una fase de transición hasta finales de 2020 en la que no cambiará
prácticamente nada.