Panamá.- El nuevo gobierno de Panamá, del presidente Laurentino Cortizo,  anunció hoy el inicio de un procedimiento para la exclusión de ocho de 22 productos incluidos en una medida de control de precios implementada por la pasada administración del mandatario Juan Carlos Varela (2014-2019).

Cortizo asumió como mandatario el pasado lunes, iniciando un período de gobierno de cinco años.

El ministro de Comercio e Industrias de Panamá, Ramón Martínez, explicó que de esta manera da inicio la desregulación parcial y progresiva del control, y previó que no debe haber una repercusión de estos productos en un incremento en el precio de la canasta básica.

La Cartera de Comercio e Industrias explicó en un comunicado que quedan liberados de la medida el jarrete, las lentejas, los porotos, el pecho, los macarrones, los huevos, el atún y la chuleta de cerdo.

Martínez indicó que los rubros que son liberados son aquellos que disponen de suficiente oferta en el mercado, poseen un impacto bajo dentro de la regulación, e incluso en algunos, el precio tope está por encima del precio que el mercado plantea.

El control de precios fue implementado por el pasado gobierno como una promesa para ayudar a aliviar el impacto del aumento en el costo de vida en la vida de los habitantes de este país de América Central.

El ministro de Comercio precisó que el nuevo gobierno hizo un minucioso análisis de la medida que en teoría era de carácter transitorio (el control de precios), e hizo consultas con el sector privado (con la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, cadenas de supermercados y gremios de productores, entre otros),  además de con consumidores.

"Los factores externos que en su momento provocaban un incremento significativo en los precios de algunos alimentos se han estabilizado, como lo es el nivel de inflación que se mantiene controlado, así como el precio del petróleo, que según los expertos no debería sufrir alzas drásticas en los próximos años", añadió.

El funcionario reiteró que la solución de raíz al alto costo de los alimentos, que aplicará este gobierno, es la implementación de políticas públicas que propicien aumentar la oferta interna y fomenten la mayor productividad y competitividad de los productores nacionales, a fin de que el consumidor obtenga productos más accesibles y con igual calidad.

Puntualizó que, paralelamente, se incrementará un esquema de libertad vigilada, a fin de estar pendientes de la posible especulación en la cadena de comercialización.

El gobierno precisó que la vigencia de la nueva medida iniciará el próximo domingo y tendrá una duración máxima de seis meses.