Bruselas. La primera ministra británica, Theresa May, dijo este miércoles que todavía se está negociando la declaración política sobre la futura relación de Reino Unido con la Unión Europea, que acompañará al acuerdo sobre el divorcio del Brexit cuya firma está prevista para este domingo.

May también dijo que si no había un acuerdo completo sobre los futuros vínculos de Reino Unido con la UE en 2020, cuando se acabe el período de transición previsto, habría tres opciones para evitar una frontera dura en Irlanda del Norte: la denominada "salvaguarda", una extensión del periodo de transición o "soluciones alternativas".

"Continuamos negociando esa futura relación para obtener un buen acuerdo que creamos que sea correcto para el Reino Unido", dijo May al Parlamento.

Respecto al problema de Gibraltar con España, May dijo que la posición de su Gobierno era firme, que su Ejecutivo quiere un acuerdo que funcione para el territorio británico y que no excluirán el Peñón de las negociaciones sobre la futura relación.

El primer ministro español, Pedro Sánchez, amenazó esta semana con votar este domingo en contra del acuerdo general del Brexit -previo a la negociación sobre los vínculos comerciales-, si no se dan los cambios necesarios para clarificar la situación con respecto a Gibraltar.