Panamá.- La actividad comercial acumulada de la panameña Zona Libre de Colón (ZLC) -- al norte del país, en el Caribe-- alcanzó de enero a noviembre de este año los US$19.641,1 millones, lo que significó un crecimiento de 9,5% en comparación con igual período del año anterior, informó hoy la zona franca.

La administración de la ZLC, en la que operan entre 2.500 y 3.000 empresas o comercios, precisó que las importaciones acumuladas fueron del orden de los US$9.199,8 millones, y que el acumulado de las reexportaciones ascendió a US$10.441,3 millones, representando en cada caso un incremento de 9,5% en comparación con igual período del año anterior.

El balance destacado mostró además que la actividad comercial de la ZLC fue entretanto el mes pasado por unos US$1.708,4 millones, lo que significa un aumento de 7,5% respecto al mismo mes del 2017.

El resultado corresponde de acuerdo con la información a importaciones por US$679,9 millones, con una contracción de 3,5% en comparación al mismo mes del 2017, y de reexportaciones por US$1.028,5 millones, o de un 16,1% más en comparación con noviembre del año anterior.  

No determinó la ZLC, una de las zonas francas más grandes del  mundo, otros detalles sobre el los principales origen y destino de las importaciones en el mes y en el período acumulado.

Manuel Grimaldo, gerente general de la ZLC, destacó en febrero pasado la importancia de la estrategia emprendida en la zona franca para la búsqueda de nuevos clientes en el mercado internacional.

La estrategia la mencionó al comentar sobre el repunte de 24,7% que había tenido en enero de este año la ZLC, respecto a igual mes de 2017,  y al sobreponerse a variaciones en el comercio con países que habían sido tradicionalmente clientes importantes, como Colombia y Venezuela.

En el primero de los casos, debido al cobro de una sobretasa a los textiles y el calzado provenientes del área comercial panameña, y en el segundo debido a dificultades en el cobro de cuentas.