Londres. El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo este viernes que su gobierno cumplirá con la ley y se mostró confiado en que se pueda alcanzar un acuerdo con la Unión Europea sobre el Brexit.

Johnson ha prometido que Reino Unido dejará el bloque el 31 de octubre con o sin un acuerdo de salida, pero el Parlamento británico aprobó recientemente una ley para obligarlo a solicitar una prórroga si no consigue rubricar un pacto para el 19 de octubre.

Al ser consultado este viernes respecto a si estaba buscando formas de retrasar o sortear la nueva ley, a la que ha bautizado como "ley de rendición", Johnson dijo: "Obedeceremos la ley, pero confiamos en que podemos salir el 31 de octubre y la mejor manera de hacerlo es llegar a un acuerdo".

"Por eso la ley de rendición es tan perjudicial (...) Ha tenido el efecto de que a nuestros amigos europeos les han hecho pensar: 'Quizá el Parlamento pueda bloquear esto, quizás se vean obligados a prorrogarlo'. Si estás en una negociación, esto obviamente la hace más difícil", agregó.