Buenos Aires.- La Cámara de Senadores de Argentina aprobó con 56 votos a favor y cuatro abstenciones la "ley de góndolas", un instrumento que persigue desconcentrar el monopolio de las marcas de productos básicos en los grandes supermercados del país.

La nueva norma, llamada oficialmente Ley de Fomento de la Competencia y Reducción de Distorsiones de Precios en la Venta Minorista, no recibió votos en contra en el Senado, y previamente había sido aprobada por la Cámara de Diputados con 180 votos a favor.

La Ley establece que productos de primera necesidad cuyas marcas provengan de un mismo grupo económico tendrán una cuota de hasta el 30% ciento las góndolas de los supermercados e hipermercados.

Asimismo, estos establecimientos comerciales deberán destinar un 25% de sus anaqueles a la exhibición de productos fabricados por pequeñas y medianas empresas, y un 5% a los que provengan de empresas de economía popular.

El objetivo de la normativa es fomentar la competencia, permitir el ingreso de nuevas marcas y lograr una diversidad y baja de precios en beneficio del consumidor, explicaron fuentes parlamentarias y oficiales, citadas por la agencia estatal de noticias, Télam.

El instrumento abarca a establecimientos de consumo masivo, con más de 50 bocas de expendio en todo el país. La sanción de la norma fue celebrada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), destacando que la Ley beneficiará también a los consumidores, ya que el fomento de la competencia permitiría una reducción de precios, explicaron.

"Se trata de una medida reparadora, que busca fomentar la competencia y generar nuevas oportunidades para las industrias y productores pymes, terminando, además, con las prácticas abusivas de las grandes cadenas que imponían sus condiciones de compra", señaló el presidente de la CAME, Gerardo Díaz Beltrán.