Londres. Si Reino Unido apuesta por ampliar el período de negociación establecido en el Artículo 50 del Tratado de la Unión Europea, la primera ministra Theresa May escribirá a Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, para explicar el motivo de la demora y su duración, dijo el Gobierno británico este jueves.

El Parlamento británico tiene previsto votar este jueves sobre la posibilidad de pedir un retraso, después de que los legisladores rechazaron el acuerdo para el Brexit propuesto por May por segunda vez a principios de esta semana.

En un documento que establece los parámetros de cualquier demora, el Gobierno dijo que tendría que precisar una fecha específica de conclusión y que Reino Unido seguiría siendo un estado miembro de la UE durante la postergación.

"Aunque el Artículo 50 no establece cómo debe solicitar una extensión cualquiera de las partes, el Gobierno considera que sería apropiado que la primera ministra escriba al presidente del Consejo Europeo, explicando por qué solicita el Reino Unido una extensión y durante cuánto tiempo", indicó el documento.

Nueva votación. El Parlamento británico votará este jueves sobre una posible demora de última hora del Brexit, mientras la primera ministra Theresa May busca aprovechar la posibilidad de una extensión para presionar a los legisladores a respaldar su acuerdo de divorcio con la UE, el cual han rechazado dos veces.

La UE no cambiará el acuerdo de divorcio que acordó con Londres ni negociará lazos futuros con el bloque, dijo Danuta Hubner, que integra un panel de seis miembros que se ocupa del Brexit en el Parlamento Europeo.

Poco más de dos semanas antes de que Reino Unido tenga que salir de la Unión Europea, May intentaba aumentar la presión sobre los legisladores euroescépticos dentro de su Partido Conservador.

Con su autoridad en un mínimo histórico, el ministro de Finanzas, Philip Hammond, dijo que el plan de May estaba nuevamente en la agenda.

Ese plan, alcanzado por May después de dos años y medio de tortuosas negociaciones con la UE, sufrió una dura derrota en el Parlamento este martes por segunda vez, después de un rotundo rechazo en enero.

"Muchos correligionarios cambiaron de opinión sobre este tema entre la votación de enero y la de principios de esta semana", dijo Hammond a Sky News.

Donald Tusk, jefe del Consejo Europeo que agrupa a los líderes nacionales del bloque, dijo estar a favor de una extensión si Londres lo solicita. Un funcionario europeo sostuvo que eso significaría un retraso de al menos un año.

Los otros 27 estados miembros de la UE deben aceptar cualquier extensión del Brexit.

May busca también ganar el respaldo del Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte (DUP, por sus siglas en inglés), que apoya a su gobierno minoritario en el Parlamento pero que hasta el momento se ha negado a respaldar su plan para el Brexit.

 

La líder del DUP, Arlene Foster, dijo que está trabajando con el Gobierno para tratar de encontrar una manera de que Londres salga de la UE con un acuerdo.

Este miércoles, el Parlamento rechazó la posibilidad de que Reino Unido deje la Unión Europea sin un acuerdo, allanando el camino para la votación del jueves, que podría suponer el retraso del Brexit hasta al menos finales de junio.

Un influyente miembro del Parlamento Europeo dijo que es probable que Reino Unido obtenga la aprobación del bloque para retrasar el Brexit si lo solicita.

Pero la UE no cambiará el acuerdo de divorcio que acordó con Londres ni negociará lazos futuros con el bloque, dijo Danuta Hubner, que integra un panel de seis miembros que se ocupa del Brexit en el Parlamento Europeo.

En tanto, un alto funcionario del opositor Partido Laborista también dijo que su agrupación apoyará un retraso del Brexit para buscar un acuerdo que pueda ser respaldado por los legisladores.

"Pondremos una enmienda para asegurar que el Parlamento considere una extensión, no necesariamente tiene que ser una extensión larga", dijo el portavoz de finanzas de los laboristas, John McDonnell, a Sky News.