Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retrasaría su decisión sobre la imposición de nuevos aranceles a automóviles y piezas importados en hasta seis meses, dijeron a Reuters tres funcionarios de gobierno, una medida que aliviaría a amplios sectores de la industria local.

Se espera un anuncio formal para este sábado, la fecha en que se cumple el plazo para que Trump tome una decisión sobre unas recomendaciones del Departamento de Comercio para proteger a la industria automotriz estadounidenses, dijeron los funcionarios.

Un portavoz de la Casa Blanca declinó hacer comentarios sobre el tema.

Los funcionarios agregaron que el gobierno redactó un borrador para retrasar formalmente la decisión sobre los gravámenes que vencen el 18 de mayo.

General Motors Co, Volkswagen AG, Toyota Motor Corp y otras empresas del sector han advertido sobre los efectos perjudiciales de la imposición de aranceles de hasta un 25% a automóviles y piezas importados.

Reuters informó la semana pasada que los fabricantes de automóviles esperan que Trump postergue la decisión mientras continúan las conversaciones con la Unión Europea y Japón.

General Motors Co, Volkswagen AG, Toyota Motor Corp y otras empresas del sector han advertido sobre los efectos perjudiciales de la imposición de aranceles de hasta un 25% a automóviles y piezas importados.

La Casa Blanca ha celebrado una serie de reuniones de alto nivel sobre este asunto en los últimos días. Funcionarios de gobierno han dicho repetidas veces a los fabricantes de automóviles que estaba previsto un retraso de la decisión.

Trump ha intensificado su guerra comercial con China, al aumentar los aranceles a productos chinos valorados en US$200.000 millones e iniciando consultas públicas sobre las importaciones chinas restantes.