Bogotá. Una comisión de expertos convocada por el Gobierno de Colombia para asesorar sobre una propuesta de reforma fiscal recomendará recortes en las exenciones individuales y una reducción de los artículos exceptuados del impuesto sobre el valor agregado, dijo un miembro del comité.

La reforma, que entraría en vigor a partir de 2022, es clave para encaminar a la estabilidad fiscal al país sudamericano y mantener su calificación crediticia de grado de inversión.

Otra comisión de expertos, convocada para asesorar sobre el límite del déficit fiscal, dijo el jueves que es impostergable la necesidad de radicar una propuesta de reforma tributaria para recaudar al menos el equivalente al 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB) y garantizar la sostenibilidad de las finanzas de la nación.

La comisión de expertos recomendará una reducción de las rentas exentas de impuestos para las personas naturales, una centralización de los tributos que pagan las empresas a los municipios y una reducción de los artículos exentos de IVA, dijo a Reuters a última hora del jueves el doctor Kent Smetters, profesor de la Escuela Wharton de la Universidad de Pensilvania.

Es probable que la propuesta del Impuesto al Valor Agregado sea un punto de especial controversia en el Congreso en la antesala de las elecciones del próximo año, pero Smetters aseguró que la comisión cree que la ampliación de la formalización significará que más personas reciban el reembolso del IVA.

"Continúa la exención de los bienes y servicios básicos y la atención sanitaria", afirmó.

Colombia está perdiendo más ingresos por deducciones y exenciones tributarias que cualquier otro país de la región.

"Hemos identificado que las deducciones tributarias cuestan alrededor del 6,5% del PIB, que es el más alto de América Latina", dijo Smetters. "Van a tener que conseguir al menos entre el dos y el tres por ciento del PIB para que las cosas se consoliden".

Colombia podría tener un alto crecimiento y atraer la inversión extranjera si el sistema fiscal fuera más transparente, se protegieran mejor los derechos de propiedad y se invirtiera más en infraestructuras, opinó Smetters.

La recomendación general de la comisión será que Colombia necesita una agencia no partidista similar a la Oficina de Presupuesto del Congreso de Estados Unidos para centralizar el análisis de las propuestas fiscales, aseguró.

Una reforma basada en las recomendaciones de la comisión permitiría a Colombia crecer, según el experto.

"No creo que haya ninguna duda de que reducir esas complicaciones va a ser algo bueno para el crecimiento económico", concluyó.