BRASILIA. La deuda pública de Brasil alcanzó los 5 billones de reales brasileños, equivalentes a US$ 929.829 millones en 2020, un 18% más que el año anterior, explicado principalmente por el incremento de gasto público ligado a la pandemia de la Covid-19, lo que supone la cifra más alta de su historia.

Según el informe de deuda publicado este miércoles por el Tesoro Nacional, la deuda brasileña aumentó en 760.700 millones de reales, un poco más de US$ 140.000 millones en 2020.

La institución dependiente del Ministerio de Economía, ha explicado que la epidemia provocó un aumento temporal del gasto público y supuso el retraso en la agenda de reformas brasileña, lo que ayudó en parte a mitigar los impactos negativos del coronavirus sobre la dinámica de las principales macroeconómicas.

En este contexto, la gestión de la deuda "cumplió su papel" en lo referente a la financiación del Gobierno Federal, ocupándose también del buen funcionamiento del mercado público de valores.

"El combate a la pandemia amplió considerablemente los gastos públicos, aumentando la necesidad de financiación del Gobierno Federal. En este contexto, el Tesoro actuó de forma oportuna para garantizar los recursos necesarios para el pago de los costes extraordinarios, respetando las condiciones de mercado y utilizando la disponibilidad de caja acumulada en los últimos años", ha explicado el Tesoro en su informe.

El organismo ha indicado que el aumento del nivel de endeudamiento es una realidad que concierne a las principales economías en todo el mundo por el shock pandémico, así como los cambios en su agenda de actuación para tratar de mitigar los efectos de la crisis.