Quito. El Gobierno de Ecuador cobrará de manera anticipada el Impuesto a la Renta (IR) a 1.068 grandes empresas que no se vieron afectadas por la pandemia del nuevo coronavirus y generaron utilidades en estos meses, anunció el jueves por la tarde el presidente Lenín Moreno.

En un video difundido en su cuenta de Twitter, el mandatario indicó que firmó el Decreto Ejecutivo con el que el Gobierno busca recaudar US$300 millones.

"No es un nuevo impuesto, es un pago anticipado del valor que estas grandes empresas deberían pagar en el año 2021", aclaró.

La recaudación esperada se destinará para cubrir los principales valores de pago al sector salud y las principales necesidades sanitarias derivadas de la pandemia, según el decreto.

Moreno complementó que los recursos también se destinarán para saldar obligaciones pendientes con entidades como la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer de Ecuador (Solca) y la Cruz Roja Ecuatoriana.

"Compraremos también medicamentos y aseguraremos que todos los establecimientos de la red de salud pública estén en las mejores condiciones para cuidar la vida de los ecuatorianos", apuntó.

Ecuador, con 116.360 casos confirmados de contagio y 6.648 fallecidos por la COVID-19, es el octavo país más golpeado por la COVID-19 en América Latina.

La pandemia, que aún no puede darse por controlada en el país, ha golpeado fuerte a la dolarizada economía local y al sector productivo.

El presidente defendió la decisión tributaria señalando que "durante estos duros momentos todos los ecuatorianos hemos aportado con el país", incluidas las máximas autoridades del Gobierno, incluido él, que se redujeron el salario en un 50%.

"Todos hemos arrimado el hombro para salir adelante, hoy el turno de aportar le corresponde a las grandes empresas que pudieron continuar con sus actividades durante la pandemia", subrayó.