Ciudad de México. La actividad económica de México (IGAE) cayó ligeramente en julio frente al mes previo en términos reales, dijo este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), reavivando los temores de que la economía pueda acercarse a una recesión tras estancarse entre abril y junio.

El Índice General de Actividad Económica (IGAE) registró una baja de 0,1% en el primer mes del segundo semestre frente a junio, debido principalmente al retroceso de las actividades secundarias y del comercio.

La actividad de la industria cayó un 0,4%, mientras que las actividades terciarias retrocedieron un 0,1% por segundo mes consecutivo. Solo las primarias crecieron un 3,5%, su mejor avance desde el alza de 4,4% de febrero, dijo el INEGI.

Con cifras originales, la actividad económica registró un retroceso de 0,3% en el séptimo mes frente a julio de 2018.

La actividad de la industria cayó un 0,4%, mientras que las actividades terciarias retrocedieron un 0,1% por segundo mes consecutivo. Solo las primarias crecieron un 3,5%, su mejor avance desde el alza de 4,4% de febrero, dijo el INEGI.

El Gobierno de México dijo este mes que espera un crecimiento económico para 2019 de entre un 0,6% y un 1,2%, tras haber librado una recesión técnica en el segundo trimestre, aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador mantiene la meta de crecer un 2% este año.

La industria no se recupera. El sector que ejerce de manera importante presiones negativas sobre la economía mexicana es el de las actividades secundarias. Especialmente las industrias de la construcción y la minería.

Durante julio de este año la contracción de la actividad de las constructoras se profundizó hasta 9,1% a tasa anual, siendo el sector con el peor desempeño y ligando seis caídas al hilo.

Enseguida se presentó la caída de 7,4% en la actividad minera nacional, sector que no logra salir de los números rojos desde el 2013.

Servicios y comercio, débiles. Por su parte la actividad económica de los sectores más importantes de la economía nacional, los servicios y el comercio, se mantiene estancada con crecimientos modestos.

En este séptimo mes la expansión económica en estos rubros fue de apenas de 0,2% en relación anual. El comportamiento de este sector limita, en gran medida, el crecimiento económico nacional debido a que en él se concentra cerca del 65% de toda la producción mexicana.

*Con información de Reuters y El Economista.