Buenos Aires. El candidato opositor y favorito en las encuestas para la Presidencia de Argentina, Alberto Fernández, aseguró este viernes que el país ha entrado en "default virtual", de lo que culpó al Gobierno de Mauricio Macri y al Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Ahora no hay nadie tomando deuda argentina ni nadie que pueda pagarla. Argentina está en default virtual, encubierto", dijo Fernández, del peronista Frente de Todos, en una entrevista con The Wall Street Journal (WSJ).

El presidente, Mauricio Macri, pidió por su parte "responsabilidad" y "prudencia" para llevar tranquilidad a los argentinos, tras una semana agitada en los mercados en la que el Gobierno anunció medidas para aplazar los vencimientos de deuda con sus acreedores.

Mientras tanto, el Banco Central lanzó una medida para contener el drenaje de dólares, por la que las entidades financieras deberán pedirle autorización antes de girar al exterior sus utilidades, la primera medida de control de capitales que toma Argentina en medio de la crisis económica.

La calificadora de riesgo Standard and Poor's corrigió este viernes la nota que asignó a Argentina ayer y ubicó al país en situación de "default selectivo" a CCC-/C, es decir con un alto riesgo de impago.

La calificadora de riesgo Standard and Poor's corrigió este viernes la nota que asignó a Argentina ayer y ubicó al país en situación de "default selectivo" a CCC-/C, es decir con un alto riesgo de impago.

Por su parte, la calificadora Fitch rebajó también las notas del país austral a "default restringido" en moneda local y extranjera.

Un 'déjà vu' del corralito. Fernández, favorito para ganar los comicios del 27 de octubre tras obtener un 47,78% de los votos en las elecciones primarias celebradas hace tres semanas, aventajando por más de cuatro millones de votos (31,80%) al conservador Macri, que busca la reelección.

Para Fernández, cuya fórmula vicepresidencial es la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015), la crisis económica generada por el Gobierno de Macri es un "déjà vu" de la grave crisis política, social y económica que Argentina vivió en 2001.

"El Gobierno de Macri ha ocasionado un daño similar al que Argentina sufrió en 2001: un default de la deuda, sin reservas de divisas, una devaluación precipitada y un incremento de la pobreza", aseguró Fernández en la entrevista.

El candidato hizo estas declaraciones después de que el miércoles el Ejecutivo anunciara medidas para aliviar sus compromisos financieros mediante la búsqueda de la extensión de los plazos de sus vencimientos de deuda, incluyendo aquellos con el FMI.

Plan para potenciar el consumo. En el FMI, mientras tanto, se reunían este viernes diversos responsables con la delegación que visitó Argentina esta semana. "Los mercados ya saben hacia dónde se dirigen", apuntó Fernández.

"Lo que quiero que entiendan en el FMI -añadió- es que ellos son culpables de la situación. Fue un acto de complicidad con el Gobierno de Macri. Fue la campaña de reelección más cara de la historia, y le dieron el dinero a un gastador compulsivo".

El candidato peronista se refirió así al préstamo suscrito por el Fondo con Argentina por US$56.300 millones, de los cuales ya se han desembolsado US$44.500 millones. "Para nosotros, es sorprendente que el mundo crea que Macri es la solución", agregó.

En la entrevista con el WSJ, Fernández propone que "para revertir este ciclo hay que lanzar un plan para que crezca el consumo". "Y no le voy a pedir permiso al FMI para hacerlo", aseguró.