Lima. En Perú, más de 94.000 personas afiliadas al sistema privado de pensionres AFP retiraron el dinero que estaba destinado a sus jubilaciones y se lo gastaron.

Hace tres años el país andino aprobó una ley para permitir que todo afiliado que estuviera próximo a jubilarse, podía retirar inmediatamente hasta el 95.,5% de sus fondos de pensiones.

Pasado ya un tiempo, las autoridades hicieron el primer balance al respecto: el medio Gestión indicó que entre mayo de 2016 y febrero de 2019 los afiliados que optaron por retirar el total de sus ahorros previsionales tras jubilarse sumaron 236.456.

De ellos, 190.321 tenían entre 51 y 65 años; mientras que 13.256, tenían 50 años o menos. Incluso, 26 personas tenían menos de 41 años.

Renzo Ricci, gerente general de la AFP Prima, dijo a Gestión que "el dinero se estaría yendo a un ritmo de 13% a 15% al año; eso querría decir que en seis años no quedará nada".

La edad legal para jubilar en Perú es 65 años y con esta ley se incrementó el número de personas que buscó el retiro anticipado.

La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) informó que “hasta hace un año un tercio de las personas que habían dispuesto del 95,5% de sus fondos ya lo habían gastado”. En ese contexto, añadió que ese porcentaje ha subido durante el 2019.

En detalle, se trató de más de 94.000 peruanos que retiraron sus dineros y se lo gastaron todo.

Renzo Ricci, gerente general de la AFP Prima, dijo a Gestión que "el dinero se estaría yendo a un ritmo de 13% a 15% al año; eso querría decir que en seis años no quedará nada".

El directivo aseguró que las personas destinaron al menos un tercio de los fondos al consumo. En tanto, según un informe de la Comisión de Protección Social de Perú, otra parte de esos activos estaban en cuentas de ahorro “con tasa de interés que no eran las mejores”.