Ciudad de México.- La magnitud de la pandemia global a causa del Covid-19 no tiene precedentes y es incierta en magnitud y duración, lo que amenaza con paralizar la actividad económica y el comercio mundial en el corto plazo.

Juan Rich, director de Análisis y Estrategia Bursátil de Ve por Más (Bx+), advierte que la economía de México se encuentra vulnerable ante los nuevos riesgos tanto por la caída en el precio internacional del petróleo, como por la baja en la actividad del comercio mundial a raíz de las medidas sanitarias como resultado de pandemia del coronavirus.

Puntualizó que las medidas adoptadas por el gobierno mexicano para disminuir la propagación del virus como el cierre de comercios y empresas aunado con la restricción en la movilidad de la población frenará de manera importante el crecimiento económico del país.

“En este entorno estamos estimando una caída de 4,2% del PIB de México, hay que tomar en cuenta que el crecimiento económico está cargado de mucha incertidumbre y cada pronóstico tiene que asumir diferentes variables”.

Alejandro Saldaña, economista en jefe de Bx+, indicó que los apoyos fiscales y monetarios que anuncie el gobierno deberán ser más robustos para que las empresas se mantengan a flote y no derive en despidos y menor consumo.

“Nuestro escenario base está asumiendo que va a haber un apoyo bastante marginal por parte del gobierno para la economía, por lo cual estamos estimando una lenta recuperación económica hasta el cuarto trimestre del año y generando ciertos estragos, que ya está incluido en nuestro resultado del PIB”. 

Sectores afectados. En este entorno de mayor incertidumbre, los especialistas advierten que los sectores industrial, de servicios y agropecuario serán los más afectados.

“El sector industrial ya venía presentando una recesión desde finales del 2018, particularmente el de la construcción tenía una baja en la inversión pública; otro componente del sector industrial que estará afectado es el de la manufactura por los choques de oferta y demanda. De oferta porque vamos a ver problemas en la cadena de suministros internacionales y por el lado de la demanda, el consumo se va a restringir, por lo cual las exportaciones van a disminuir”, advierte Juan Rich.

Asimismo, indica que la mayor parte de la contribución a la caída del PIB para el 2020 se deberá al sector servicios, el cual ya venía mostrando mucha resistencia en años anteriores al estar más defensivo, pero con el cierre de comercios y de empleos, se verá una recuperación muy lenta en el consumo privado posiblemente hasta el cuarto trimestre del año.

Y sobre el agropecuario estiman que, si se recorta el gasto público, posiblemente se verán afectados los apoyos al campo aunado con la disminución en la cadena de producción.

Tipo de cambio y tasas. En cuanto al rumbo que seguirá el tipo de cambio y las tasas de interés, Alejandro Saldaña prevé que la paridad cambiaria tenga un regreso parcial y concluya el año por arriba de los 22 pesos por dólar.

“En cuanto al tipo de cambio, hemos visto anteriormente que los choques tardan en disiparse en un lapso de cuatro a seis semanas como sucedió con la cancelación del aeropuerto. Creemos que el tipo de cambio va a regresar en la medida en que el choque del componente psicológico de pánico en los mercados vaya cediendo durante las próximas semanas y que los estímulos fiscales y monetarios lleguen”.

Sobre las tasas de interés, prevé que el Banco de México (Banxico) estará reaccionando con prudencia y cautela derivado de una inflación que se ubicará en 3.4% al cierre del año, por lo cual la tasa objetivo cerraría en 6.00% el 2020.