Ciudad de México.- La capacidad de los corporativos no financieros mexicanos para enfrentar sus obligaciones es fuente de preocupación para el mercado en la eventualidad de un choque abrupto, advierten estrategas del Instituto de Finanzas Interancionales (IIF), que es la mayor asociación de instituciones financieras de operación mundial.

“Los beneficios de las compañías de mediana y pequeña capitalización no son suficientes para cubrir los gastos por intereses, lo que obliga a muchas empresas a utilizar sus reservas de efectivo o pedir más préstamos (…) es particularmente preocupante la situación de corporativos de México, India y Canadá”, consignan.

Desde su perspectiva, el amortiguador disponible en efectivo de los corporativos mexicanos para enfrentar un abrupto deterioro de las condiciones financieras, que representa apenas una sexta parte de las obligaciones en corporativos de mayores beneficios, es muy limitado.

En el reporte Global Debt Monitor Instights/Señales del observatorio de deuda mundial, identifican junto con México, a los corporativos no financieros de Canadá e India como los que generan “mayor preocupación” por este diferencial en la composición de colchones de efectivo contra obligaciones.

En el análisis, dirigido por Khadija Mahmood, analista senior del IIF, explican que en el contexto mundial de endurecimiento de la oferta de financiamiento, cobra relevancia el apalancamiento de las empresas no financieras y el respaldo en efectivo que pueden tener.

Condiciones mundiales presionan. Destacan que la deuda corporativa mundial del sector no financiero alcanzó un récord de US$75 billones (75 trillones), que contrasta con con los US$16 billones (16 trillones) alcanzados en el año 2013, durante el llamado Taper Tantrum, que es el llamado “berrinche de los mercados cuando el presidente del FED, Ben Bernanke, anunció que iniciarían la articulación de estrategias de salida a la política expansiva.

En el análisis, evidencian que las firmas chinas y de Estados Unidos cuentan con los más altos niveles de deuda en el mundo. Específicamente, las de China son equivalentes a 163% del PIB. Sin embargo, su mercado accionario sugiere que la tenencia de efectivo les garantiza un importante amortiguador.

En el análisis destacan que la volatilidad de los mercados se ha exacerbado por el alza de tasas de interés de Estados Unidos, las perspectivas de un posible debilitamiento de la economía mundial y la incertidumbre por una escalada del proteccionismo.

Baja capitalización, mayor exposición

En un análisis gráfico sobre la distribución de corporativos mexicanos más expuestos, evidencian la situación de los que tienen más baja capitalización, el colchón de efectivo representa una quinta parte de su endeudamiento.

El problema es particularmente grave para las empresas de pequeña capitalización pues tienen más débiles sus cobertura de intereses.

El respaldo en efectivo de los corporativos medianos, representa una tercera parte de sus obligaciones mientras el de los grandes, es una sexta parte.

De acuerdo con la analista, cuando los corporativos cuentan con amortiguadores de efectivo pueden contar con vacunas que los mantienen al margen de choques externos.

El IIF cuenta con una membresía de más de 360 instituciones financieras de operación mundial, incluidos fondos de inversión global. Entre sus principales asociados están Qatar National Bank; Standard Life Aberdeen; BNP Paribás; UBS, ICICI Bank, J.P. Morgan, HSBC Holdings; Societé Generale y PIMCO, ente otros y tiene sus oficinas centrales en Washington.