Buenos Aires. El Gobierno de Argentina anunció este martes una serie de medidas económicas "decisivas", como una reducción de impuestos y créditos baratos, para proteger la producción y el nivel de empleo de los efectos del coronavirus.

El país registró hasta el momento 65 casos y dos fallecidos, y apuesta a anticiparse a una escalada del brote con férreas medidas como el cierre de fronteras, como hicieron otras naciones de la región.

"Estamos aquí para tomar medidas decisivas en pos de asegurar que la actividad económica va a funcionar", dijo a periodistas el ministro de Economía, Martín Guzmán.

El funcionario agregó que el Gobierno de centroizquierda bajará impuestos a las empresas, aumentará el gasto en obra pública y lanzará 200.000 créditos baratos para las pequeñas empresas y los emprendedores.

Más temprano, la gestión del presidente Alberto Fernández había anunciado mayores subsidios para los desempleados y para los jubilados, con el fin de evitar una mayor caída del consumo en momentos en que Argentina atraviesa una recesión con alta inflación.