Buenos Aires. Argentina informó el viernes que extendió al 19 de junio el plazo para negociar con sus acreedores la reestructuración de una deuda externa de US$65.000 millones, que vencía este viernes.

El país, que arrastra una grave crisis económica desde 2018, inició hace meses las conversaciones con los bonistas para canjear sus títulos, pero las posiciones se han acercado solo en las últimas semanas y un acuerdo se vislumbra cercano.

"La República continuó manteniendo proactivamente debates con distintos grupos de inversores, adelantó posibles ajustes a la invitación (para canjear títulos de deuda) y recibió comentarios de inversores, así como también otras sugerencias sobre los diferentes caminos para mejorar los cobros", señaló el Gobierno argentino en un comunicado.

"La República se encuentra analizando estas sugerencias para maximizar el apoyo de los inversores", añadió.

El riesgo país de Argentina, medido por el banco JP.Morgan, caía 35 puntos básicos a 2.574 puntos, mientras que los bonos soberanos en el mercado extrabursátil local subían 0,9%.