Buenos Aires. Argentina recibió este martes US$5.631 millones que forman parte del acuerdo de asistencia financiera firmado este año con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que prevé préstamos por tres años por un total de hasta US$56.300 millones.

El ingreso fue contabilizado por el Banco Central argentino y en gran parte explica el aumento en US$6.175 millones registrado este martes en las reservas internacionales, que ahora ascienden a US$54.042 millones.

"Para nosotros es un hecho sumamente positivo el desembolso del primer tramo del préstamos contingente que nos hace el FMI", dijo en rueda de prensa el canciller argentino, Jorge Faurie.

El ministro de Exteriores remarcó que este desembolso es "importante" porque le da "solvencia a los programas que tiene el Gobierno" e implica una "ratificación de que es correcto el sentido de las reformas que Argentina está llevando adelante".

El viernes pasado, el FMI aprobó ampliar la asistencia financiera al Gobierno argentino hasta los US$56.300 millones, un acuerdo que se había anunciado en septiembre y que estaba pendiente de recibir el visto bueno del directorio del organismo multilateral de crédito.

El nuevo pacto fortalece el acuerdo "stand-by" alcanzado entre ambas partes en junio, un programa habitual del FMI que requiere una fuerte intervención de la institución multilateral en las políticas económicas nacionales.

En el caso argentino, el acuerdo incluye, entre otros, un compromiso de alcanzar el equilibrio fiscal primario el próximo año, lo que supondrá un fuerte ajuste económico previsto en el proyecto de presupuesto 2019, que la semana pasada fue aprobado por la Cámara de Diputados y que ahora debe ser debatido por el Senado.