Buenos Aires.- Argentina reportó en febrero un déficit fiscal primario de 27.497 millones de pesos (unos US$436 millones) frente al superávit de 6.796 millones de pesos (US$107,8 millones) que registró en el mismo mes de 2019, informó el Ministerio de Economía.

A través de un comunicado, la cartera que conduce el ministro Martín Guzmán indicó que, si se toman los intereses de deuda, el resultado financiero total fue deficitario en 67.577 millones de pesos (unos US$1.072 millones).

Desde la llegada del Gobierno del presidente Alberto Fernández, se ha incrementado el gasto público, siendo que en febrero este fue el 51,4% mayor al del año pasado.

Igualmente, se observó un incremento del 56% en las jubilaciones y pensiones no contributivas, del 69,4% en la asignación universal por hijo y/o hija y del 74,6% en las asignaciones familiares, de acuerdo con el comunicado.

El ministerio señaló que, no obstante, los ingresos aumentaron un 36,8%, como parte de un alza en los ingresos tributarios, producto de la aplicación de la ley de "emergencia económica" que elevó los impuestos a los bienes personales y a las ganancias.

Guzmán afirmó que la deuda argentina "no es sostenible" y descartó que se continúen usando las reservas internacionales para pagar los compromisos financieros del país.

Asimismo, previó que el déficit primario de este año será de entre el 1,1 y el 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que el retroceso económico será de hasta el 1,5%.