Buenos Aires. El ministro argentino de Producción y Trabajo, Dante Sica, afirmó este lunes que el país requiere "siete u ocho años" para "derrotar la inflación", uno de los principales problemas que afectan a la economía argentina.

"Se necesitan siete u ocho años de consistencia para decir que estamos derrotando a la inflación, y mientras tanto hay que continuar impulsando los cambios estructurales", dijo Sica durante un acto por el aniversario de la Cámara de Comercio y Servicios (CAC) de Argentina, que se llevó a cabo en la ciudad de Buenos Aires.

El funcionario aseguró que, aunque la microeconomía "no está estable", se puede confirmar que "hay una macroeconomía ordenada y estable, con equilibrio presupuestario, con el objetivo de dominar la inflación".

Admitió que la tasa de interés de referencia, que ronda 68,89%, es "alta" y representa un alto costo para la economía, pero aseveró que los objetivos fiscales y monetarios se han ido cumpliendo en el transcurso del programa económico del gobierno que lidera el presidente Mauricio Macri.

Admitió que la tasa de interés de referencia, que ronda 68,89%, es "alta" y representa un alto costo para la economía, pero aseveró que los objetivos fiscales y monetarios se han ido cumpliendo.

Este jueves, el Instituto Nacional de Estadística y Censos anunciará el índice de inflación correspondiente a mayo pasado, el cual según analistas puede rondar un 3%, uno de los más bajos desde comienzos del año.

Desde diciembre de 2018 hasta abril de este año, la variación de los precios de los bienes y servicios en Argentina ha sido del 15,6%, mientras que en términos interanuales (en comparación con abril de 2018) los precios han aumentado un 55,8%, con énfasis en los valores de los bienes.

Analistas privados consultados el pasado 5 de junio por el Banco Central de la República Argentina aseguraron que el país puede cerrar el año con una inflación de 40,3%, menor a la del cierre de 2018 (47,6%).