Buenos Aires. El Gobierno argentino usó parte del primer desembolso del préstamo acordado el año pasado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para afrontar vencimientos de deuda, dijo este jueves a Reuters una fuente del Ministerio de Hacienda.

Argentina, que atraviesa una severa crisis económica, recibió en junio de 2018 unos US$7.200 millones por parte del organismo internacional de crédito para fortalecer las reservas internacionales del país sudamericano.

"Estos recursos son parte del préstamo acordado con el FMI, son depósitos del Tesoro, previstos para refuerzo presupuestario, de carácter precautorio", dijo la fuente oficial.

"Mientras continuamos las conversaciones con el FMI con vistas a la quinta revisión del acuerdo stand by y un nuevo desembolso, el Gobierno está haciendo uso de parte de recursos para atender sus distintos compromisos presupuestarios y financieros", agregó.

En los últimos días se usaron unos US$1.900 millones de dicho fondo de reserva para afrontar vencimientos de deuda de letras 'Letes' en dólares, 'Lecaps' en pesos, Bono Par en pesos, BID y CAF y deuda con el Banco Nación, explicó la fuente.

El apoyo del FMI es clave para Argentina, donde, a semanas de las elecciones de presidenciales, los mercados se encuentran volátiles dada la incertidumbre política.

El organismo internacional dijo recientemente que permanecía totalmente comprometido en su diálogo con Argentina y en ayudar al país sudamericano a tomar una senda de crecimiento de largo plazo y estabilidad.