Las remesas enviadas por los migrantes mexicanos a sus familiares han crecido un 20% en los dos primeros meses de 2021 en comparación con el mismo periodo del año pasado, según ha informado el Banco de México (Banxico).

Entre enero y febrero han llegado al país divisas por valor de US$6.741 millones, US$1.118 millones más que en los dos primeros meses de 2020, cuando se contabilizaron US$5.352 millones.

Según la información del banco central mexicano, en estos dos primeros meses del año se realizaron 18,6 millones de operaciones, un 12% más que los 16,6 millones del mismo periodo de 2020.

La remesa promedio en cada envío ha pasado además de US$322 a US$347, un incremento del 7,8%.