Buenos Aires. La balanza comercial de Argentina registró un saldo positivo de US$1.484 millones en junio, dijo el martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), un dato ligeramente por debajo que el esperado por analistas.

Las exportaciones sumaron US$4.786 millones en el sexto mes del año, lo que representó una baja interanual del 8,6%, y las importaciones totalizaron US$3.302 millones, un 20,8% menos que el mismo mes del año pasado.

Analistas consultados por Reuters estimaban un saldo positivo promedio de US$1.533 millones para junio.

El superávit fue impulsado por las bajas importaciones, que se hundieron en consonancia con la actividad económica y las consecuencias del coronavirus, dijeron operadores.

En junio del año pasado, la balanza comercial argentina había registrado un superávit de US$1.068 millones y en mayo pasado el resultado fue positivo en US$1.893 millones.

La economía argentina atraviesa una prolongada recesión con una alta inflación, que se estima podría ser superior al 40% en 2020, en medio de un férreo control de cambios.