Buenos Aires. El banco central de Argentina (BCRA) anunció este martes refuerzos en su política monetaria para ayudar a frenar la galopante inflación que sacude al país sudamericano.

La autoridad monetaria decidió congelar la banda de flotación cambiaria hasta fin de año en 39,75 y 51,45 pesos por dólar, en momentos que la moneda soberana arrastra una depreciación del 11,08% en 2019.

El titular del BCRA, Guido Sandleris, sostuvo que las medidas refuerzan el "sesgo contractivo" de la política monetaria, con el compromiso de abstenerse de comprar divisas hasta el 30 de junio por debajo del límite inferior de la banda cambiaria.

"Vamos a dar vuelta este presente y la historia inflacionaria de nuestro país quedara atrás", dijo Sandleris y agregó que la suba reciente de precios fue un "fenómeno transitorio. Falta muy poco para que la inflación retorne a un sendero descendente. Por un tiempo va a ser alta, pero va a comenzar a bajar".

"Confiamos en que los esfuerzos continuos en esta dirección ayudarán a reducir la inflación en los próximos meses", dijo el portavoz del FMI, Gerry Rice, en respuesta a la medida.

El analista Alberto Ramos, de Goldman Sachs, estimó que el uso del tipo de cambio como un instrumento para desinflar la economía a través de la apreciación real de la moneda no es gratis, ya que tiene costos sobre la actividad, particularmente para una economía que sigue siendo muy débil.

El Gobierno argentino anunció más temprano un salto de la inflación de 4,7% en marzo y del 54,7% en los últimos 12 meses.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dio la bienvenida a los anuncios realizados por el banco central argentino: "Confiamos en que los esfuerzos continuos en esta dirección ayudarán a reducir la inflación en los próximos meses", dijo el portavoz del FMI, Gerry Rice, en un tuit.

El BCRA dijo que mantiene su regla de intervención para el trimestre si el tipo de cambio se ubicara por encima de la zona de no intervención.

"En ese caso, y con el objetivo de maximizar el impacto sobre la liquidez, se realizarán licitaciones de hasta US$150 millones diarios, el máximo contemplado en el esquema monetario, y la meta de base monetaria se reducirá con dichas ventas", explicó la entidad en un comunicado.

Por otra parte, el titular del banco central dijo que ante una dolarización de carteras "los dólares alcanzan y sobran para enfrentar un escenario de cambio de cartera".

"La preocupación por el temor a la dolarización de carteras por las elecciones es normal, en todos los países ocurre, más en los mercados emergentes, por la incertidumbre política", señaló Sandleris.