Buenos Aires. El banco central de Argentina (BCRA) endureció este viernes las restricciones del mercado de cambios, en un intento por sostener una leve y controlada depreciación del peso y frenar una caída en sus reservas.

El peso en la plaza interbancaria, que se deprecia diariamente un controlado 0,13%, cotiza en su nivel mínimo histórico a 68,54 unidades por dólar. La moneda argentina acumula una caída del 12,59% en lo que va del año.

Para sostener esta leve tendencia declinante la entidad monetaria lleva vendidos en mayo de sus reservas unos US$1.000 millones para abastecer la demanda genuina de divisas, comentaron operadores en base a datos oficiales y estimaciones del mercado.

Las reservas del BCRA, según informó la entidad, registraron el jueves un nivel provisorio de US$42.449 millones, frente a un nivel de 44.781 millones registrados a finales del 2019.

La nueva resolución del BCRA restringe el acceso al mercado de cambios a todas las empresas que tengan activos líquidos en el exterior y limita, hasta fin de junio, el acceso a empresas que quieran cancelar deudas con contrapartes vinculadas.

Por otra parte, los importadores pasan a tener restricciones para comprar dólares, también hasta fines de junio, limitándose el acceso para pagos de deudas comerciales.

Todas las empresas que accedan al mercado de cambios deberán presentar una declaración jurada afirmando que no hicieron negocios de 'contado con liquidación' en los últimos 90 días ni lo harán en los siguientes 90 días, anteriormente se exigía un plazo de 30 días.

La operatoria de 'contado con liquidación', que sirve para fugar capitales mediante transacciones con activos, opera en torno a los 114 pesos por cada dólar.