Buenos Aires. El banco central de Argentina (BCRA) vendió unos US$335 millones de sus reservas durante noviembre, dijeron operadores, en el contexto de una persistente caída de la moneda doméstica por la desconfianza de los inversores sobre la marcha de la economía.

Pese a que se trata del quinto mes consecutivo en que las intervenciones de la entidad arrojan un saldo negativo, en base a posiciones revisadas oficialmente por la autoridad monetaria, la ventas cayeron considerablemente en la comparación intermensual.

Las ventas del undécimo mes del 2020, según cálculos en línea con Reuters, se sumaron a los 1.090 millones usados en octubre, los 1.618 millones vendidos en septiembre, los 1.279 millones que se perdieron en agosto y a los 568 millones utilizados en julio, contra un saldo positivo de 672 millones en junio.

Analistas privados reportan que las reservas líquidas del BCRA están en cero o por debajo, incluso, con reservas internacionales en torno a los US$38.700 millones.

El peso mayorista cedió en noviembre un 3,66%, a un piso histórico de 81,30/81,31 unidades pese al diario control por parte de la entidad monetaria local.