El Banco Central de Colombia mantendría estable su tasa de interés referencial en la reunión de política monetaria de este mes en un 1,75%, antes de comenzar a subirla en el siguiente encuentro, en septiembre, reveló este viernes un sondeo de Reuters.

En la consulta, los 14 analistas coincidieron en que la autoridad monetaria dejaría el costo del dinero sin cambios la próxima semana en el mismo nivel en el que se ubica desde finales de septiembre del año pasado, a fin de promover un alivio financiero a personas y empresas impactadas por la crisis derivada de la pandemia de coronavirus.

No obstante, las mejores perspectivas de crecimiento económico, sumadas a una presiones sobre la inflación que ponen en riesgo la meta de 3% para este año, llevarían al banco emisor a iniciar un pequeño ciclo alcista en la tasa de interés a partir de la siguiente reunión, en septiembre.

"El sesgo sobre el crecimiento es al alza por cuenta de la reciente rápida recuperación de la demanda de energía y la demanda por gasolina", dijo Sergio Olarte, economista jefe de Scotiabank para Colombia "Adicional a que la política de reapertura de la economía y el proceso de vacunación van mucho más rápido de lo esperado", agregó.

El mes pasado el Gobierno mejoró a un 6% su objetivo de crecimiento del PIB para este año, desde uno previo de 5%, en una recuperación frente a la histórica contracción de 6,8% que sufrió en 2020 por la pandemia.

En el sondeo, la mitad de los analistas estimaron que el primer incremento de la tasa será en septiembre, 4 dijeron que se haría en octubre, uno previó que en noviembre y los dos restantes consideraron que será en diciembre.

En agosto no habrá reunión de política monetaria.

Algunos analistas dijeron que en la reunión de la próxima semana podría romperse la unanimidad sobre la decisión y al menos un funcionario del directorio del banco podría comenzar a votar por un alza.

"Es previsible la estabilidad de la tasa en el corto plazo; pero el curso de la economía y las expectativas de los precios de la canasta familiar pueden cambiar la percepción del emisor en torno a la necesidad de normalizar la postura ampliamente expansiva de la política monetaria", opinó Wilson Tovar, gerente de estudios económicos de la correduría Acciones y Valores.

Según la mediana del sondeo, la tasa de interés cerraría este año en un 2,25% y el próximo año en un 3,50%.