La economía de Costa Rica crecería un 5,4% en 2021 gracias a una recuperación mayor a la prevista tras la contracción causada por la pandemia del coronavirus, dijo el lunes el Banco Central del país centroamericano.

La proyección es superior en 1,5 puntos porcentuales a la previsión oficial del mes julio, de 3,9%, y supera la que divulgó en octubre el Fondo Monetario Internacional (FMI), de 4,7%.

"La mayoría de las actividades ya sobrepasaron el nivel que tenían antes de la pandemia", dijo en conferencia de prensa el presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero, en referencia a la disminución de 4,5% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2020, la peor en 40 años.

Mejores resultados en la construcción y en servicios permitieron elevar también la previsión de crecimiento en 2022 a 4,5% de 3,7%, a la espera de un mayor dinamismo de la industria turística, aunque persisten riesgos como el precio internacional de materias primas y el encarecimiento del transporte marítimo.

Cubero alertó asimismo sobre el peligro de que en la asamblea legislativa local, de mayoría opositora, se atrase la aprobación de medidas ligadas al ajuste fiscal comprometido por el gobierno de Carlos Alvarado con el FMI, que incluye créditos por US$ 1.778 millones durante tres años.

A pesar de la presión por el alto endeudamiento, que se prevé llegue a 74% del PIB en 2022, el Banco Central señaló una mejoría en materia fiscal, con un superávit primario en setiembre de 0,3% del PIB, gracias a medidas de austeridad para superar el déficit de 2,6% del mismo mes de 2020.