Lima. Banco Central de Perú redujo su proyección de crecimiento económico para este año a un 2,7%, desde un 3,4% anterior, dijo este viernes el organismo, en medio de una incertidumbre política en el país por una pugna entre el Gobierno y el Congreso.

Para el 2020 el banco también redujo su estimado a un 3,8%, desde una 4,0%, precisó el reporte del organismo monetario.

El Congreso peruano, de mayoría opositora, archivó este jueves un proyecto del Gobierno del presidente Martín Vizcarra para adelantar un año las elecciones, abriendo un escenario de incertidumbre política y agitación en el país.

La proyección del banco del crecimiento para este año es menor a la calculada recientemente por el ministerio de Economía, que fue de un 3,0%, debido al impacto de las continuas tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y a una menor actividad productiva en el sector minero local.

La economía de Perú está basada en la producción de minerales, cuyos envíos representan el 60% de todas las exportaciones del país andino.

El banco recortó asimismo su estimado de superávit de la balanza comercial para este año a US$5.700 millones desde los US$6.271 millones anterior.