Montevideo. El presidente del Banco Central de Uruguay (BCU), Alberto Graña, dijo este miércoles que mantendrá la libre flotación del tipo de cambio, aunque no permitirá "volatilidades excesivas".

"Tenemos un tipo de cambio flotante, pero locuras en el mercado cambiario no", declaró Graña a periodistas en Montevideo.

Como efecto de la crisis en Argentina, el dólar en Uruguay acumula un alza de más de 6% en lo que va de agosto, pese a la venta de más de US$250 millones que realizó el BCU en las últimas semanas.

"El peso uruguayo y otras monedas han vivido este año una verdadera montaña rusa con alzas y bajas", admitió el presidente del BCU.

Señaló que se mantiene "la tesitura de que el peso uruguayo acompañe los movimientos de las monedas del mundo, pero no la moneda de un país que está en crisis, lo que sería muy equivocado", añadió en referencia a Argentina.

Las intervenciones del BCU en el mercado cambiario se dan para "mitigar momentos bruscos o volatilidades excesivas", apuntó Graña.

En la pizarra al público del estatal Banco República el dólar cerró este jueves en 35,73 pesos a la compra y 37,23 pesos a la venta.