El Banco Central del Uruguay (BCU) aumentó este miércoles en 75 puntos básicos la tasa de política monetaria hasta 7,25%, con el fin de "acentuar los esfuerzos" para la convergencia de la inflación y el "anclaje de sus expectativas" a 24 meses.

"Tanto la inflación (8,15% interanual) como sus expectativas continúan fuera del rango meta", estableció la entidad monetaria en un comunicado divulgado tras la reunión del Comité de Política Monetaria (Copom).

El Comité consideró adecuado que se continúe con los esfuerzos para alcanzar los objetivos inflacionarios.

"Para ello, recomienda un incremento de la tasa de política monetaria en 75 puntos básicos hasta 7,25%, en línea con el rumbo anunciado en enero", sostuvo.

Señaló que el directorio del BCU "convalidó esta sugerencia", y anticipó "otro incremento de similar magnitud en la próxima reunión del Copom, alcanzando un nivel neutral de la tasa de interés al comienzo del segundo trimestre de 2022".

El gobierno uruguayo estimó esta semana un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2021 del 4,5%, por encima del 3,5% previsto anteriormente.