Washington. El presidente ecuatoriano Lenín Moreno se reunió este fin de semana en Washington con el presidente del Banco Mundial (BM), David R. Malpass, tras lo cual ese organismo comprometió para junio próximo la entrega de otros US$500 millones, según se indicó en un boletín de la Secretaría de Comunicación.

Estos US$500 millones se sumarán a otros US$350 millones aprobados este mes por el Banco Mundial, para “apoyar los esfuerzos del Gobierno de Ecuador en mejorar la equidad, integración y sostenibilidad de los programas de protección social en el país”, se agrega en el comunicado.

En el encuentro de Moreno con Malpass "pasaron revista a la aplicación del programa económico que permitirá avanzar hacia la sostenibilidad fiscal, el fortalecimiento de la dolarización, el impulso del crecimiento y la protección de los logros sociales", indicó la Secretaría de Comunicación.

El BM ya había comprometido US$1.700 millones a la aplicación del Plan Prosperidad, entre 2019 y 2021.

El BM ya había comprometido US$1.700 millones a la aplicación del Plan Prosperidad, entre 2019 y 2021.

Además, Moreno se encuentra disertando, en el marco de la Asociación Internacional de Desarrollo (IDA por sus siglas en inglés), la consecución de financiamiento para los 75 países más pobres del mundo e hizo un llamado a los altos directivos del BM y representantes de la comunidad internacional a la necesidad de aplicar políticas públicas para la cobertura e inclusión de las personas con discapacidad.

Moreno continúa su gira esta semana, con un saludo protocolar con los directores de los países miembros del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) este lunes y, luego, una reunión con profesionales ecuatorianos.

Este martes, Moreno participará en la Conferencia sobre Desarrollo Social, Derechos Humanos y Sistema Interamericano en el ‘Inter-American Dialogue.

Para este miércoles, está previsto que el presidente de Ecuador se reúna con el secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, e intervendrá ante el Consejo Permanente, con lo que concluirá su visita a Washington.