Ciudad de México. El economista en jefe de Banorte, Gabriel Casillas, recordó que tradicionalmente en los primeros semestres de inicio de cada sexenio, se registra una desaceleración de la economía, en lo que vuelve a arrancar la inversión tanto pública como privada.

Grupo Financiero Banorte también descartó que, hasta este momento, la economía mexicana se encuentre en recesión, ello, ante las bajas en la expectativa de crecimiento que han realizado diferentes actores.

Casillas explicó que aun cuando el crecimiento del PIB en el segundo trimestre sea negativo (lo mismo que en el primero) éste sería cercano a cero.

Además, dijo, si se voltea a ver factores como el empleo y el consumo, estos no están en recesión.

Recordó que tradicionalmente en los primeros semestres de inicio de cada sexenio, se registra una desaceleración de la economía, en lo que vuelve a arrancar la inversión tanto pública como privada; pero que ésta se va reactivando conforme avanza el sexenio.

Hace unos días Banorte, en línea con otros organismos y grupos financieros, movió a la baja su expectativa de crecimiento de 1,5% a 0,8%, lo que, explicó Casillas, tiene que ver con la suspensión de obras en la Ciudad de México, además que no se han reactivado proyectos de inversión por la falta de confianza entre los inversionistas.

En este sentido señaló a la reanudación de la confianza, como el principal elemento para que las expectativas del PIB no sigan cayendo.

“Ojalá nos equivoquemos y crezcamos mucho más. Tienen que pasar grandes cosas para que sea un crecimiento por abajo del 0,8%”, señaló.