Fráncfort. El Banco Central Europeo (BCE) dijo este jueves que su primera alza a las tasas de interés posterior a la crisis se realizará el año que viene como fecha más próxima y ofreció a los bancos nuevas rondas de liquidez.

En medio de un conflicto comercial global y de la incertidumbre provocada por el Brexit, el crecimiento en el bloque ha tenido un enfriamiento, generando temores de que ese descenso mute en una desaceleración si los bancos comienzan a reducir la oferta de nuevos créditos.

En respuesta, el BCE dijo que sus tasas de interés se mantendrán en sus actuales mínimos al menos hasta fines de este año.

La principal tasa de refinanciamiento, que determina el costo del crédito en la economía, se mantuvo sin cambios en 0,00%.

El BCE además lanzó una nueva operación de refinanciamiento de largo plazo dirigida, que en parte apunta a ayudar a los bancos a refinanciar más de 720.000 millones de euros en créditos existentes del BCE y evitar una contracción del crédito que pudiera exacerbar la actual desaceleración económica.