San José. El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) aprobó este jueves un crédito de US$300 millones a Costa Rica para ayudar a su estabilidad macroeconómica, informó el organismo financiero regional, tras reconocer los perjuicios del coronavirus sobre la nación centroamericana.

El préstamo permitirá al gobierno de Carlos Alvarado atender las urgencias fiscales agravadas por los efectos de la pandemia, que podría provocar una contracción del 5,5% del PIB en 2020, según la proyección más reciente de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

"El crédito del BCIE viene a permitirnos mantener el mercado interno sin una excesiva presión", dijo el ministro de Hacienda costarricense, Elian Villegas, quien prevé que el déficit del gobierno central cierre el 2020 en un 9.7% del PIB.

Los créditos internacionales son la vía por la que ha optado el Ejecutivo para enfrentar la caída de ingresos por impuestos, reconoce Hacienda, a pesar de que diputados de oposición cuestionan el crecimiento de la deuda y, son ellos quienes deberán autorizar el nuevo préstamo del BCIE.

El Ejecutivo espera también la aprobación de un crédito por US$508 millones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), uno de los pasos previos a la negociación de un paquete especial que daría acceso a US$2.250 millones adicionales para años próximos.

El golpe económico generado por la pandemia del coronavirus ha provocado malestar entre empresarios y organizaciones de trabajadores, pero el Gobierno mantiene restricciones para intentar frenar el virus, que ya ha contagiado a 13.129 personas y provocado la muerte de 81 pacientes en el país.