Tegucigalpa.- Honduras y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) acordaron una cartera de crédito bianual para proyectos de desarrollo rural en el país, según informes del BID difundidos por la prensa local.

Se trata de un crédito de unos US$420 millones para financiar programas de desarrollo rural con el fin de enfrentar la emigración masiva de hondureños a Estados Unidos, con un impacto proyectado sobre 70.000 familias en extrema pobreza, dijo el representante del BID en Honduras, Eduardo Almeida.

"Esta es la preocupación nueva que nosotros tenemos, la más grande que es cómo reducir la pobreza", explicó Almeida.

También se incluye un financiamiento para los proyectos de municipalización del Servicio Nacional de Acueductos y Alcantarillados en Tegucigalpa.

"Ahí hay varios cambios que se tienen que hacer, inversiones, mejorar la institucionalidad y todo eso", apuntó Almeida.

"También hay un programa para que el Fondo Vial pueda tener más recursos e invertir en carreteras" de la zona rural, agregó.

La nueva cartera de crédito dispone además financiamientos para los programas asistencialistas del gobierno.