La Paz. El Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia creció 4,22% en 2018, promovido por el aumento de las actividades no extractivas, intensivas en mano de obra y la demanda interna, informó este miércoles el estatal Instituto Nacional de Estadística (INE).

El resultado de 2018 es ligeramente superior al registrado en 2017, cuando este indicador llegó a 4,20%.

"Los datos muestran que la estabilidad y el crecimiento de la economía boliviana se explican, principalmente, por el dinamismo del mercado interno", puntualizó el director del INE, Santiago Farjat, en rueda de prensa en La Paz.

Precisó que los sectores extractivos (hidrocarburos y minería), que obedecen en su mayoría al desempeño del sector externo, tuvieron un comportamiento a la baja en los últimos años producto de la menor demanda por parte de los principales socios comerciales de Bolivia.

Farjat destacó el buen desempeño de la actividad agropecuaria que creció un 6,91%, junto a otros sectores que crecieron como servicios de la administración pública (6,78%), industria manufacturera (5,52%) y establecimientos financieros (5,30%).

Farjat precisó que la actividad de petróleo crudo y gas natural presentó un crecimiento negativo de 7,82% por la disminución de la demanda de gas natural por parte de Argentina y Brasil, lo cual afectó negativamente a la producción. 

De acuerdo con el INE, las actividades con mayor incidencia en el PIB, aquellas que aportaron en mayor medida el crecimiento en 2018 son: industria manufacturera, con 0,90 puntos porcentuales (pp), agropecuaria (0,84 pp), servicios de la administración pública (0,68 pp) y establecimientos financieros (0,66 pp). 

En 2018, la actividad agropecuaria fue la de mayor crecimiento y con una importante incidencia en el PIB, donde a su interior destaca el cultivo de caña de azúcar que creció 22,04%, debido a la demanda para el azúcar y el alcohol en la industria manufacturera. 

Los servicios de la administración pública registraron un crecimiento de 6,78%, gracias a la prestación de servicios individuales (educación y salud) y colectivos (alumbrado público, saneamiento básico y defensa ciudadana).

El director del INE agregó que el segundo aguinaldo "Esfuerzo por Bolivia" incidió positivamente en la dinámica de la economía interna. 

Por su parte, la industria manufacturera mantuvo un crecimiento de 5,52%, debido principalmente a la industria química que creció 45,20% gracias a la producción de urea, carbonato de litio, cloruro de potasio y el alcohol anhidro, éste último utilizado para la producción de la Gasolina Súper Etanol 92.

Los establecimientos financieros crecieron 5,30% gracias al impulso generado por la aplicación de la Ley de Servicios Financieros, que permitió un mayor acceso a créditos productivos y de vivienda de interés social, de acuerdo con la entidad estatal.

Farjat precisó que la actividad de petróleo crudo y gas natural presentó un crecimiento negativo de 7,82% por la disminución de la demanda de gas natural por parte de Argentina y Brasil, lo cual afectó negativamente a la producción. 

Aclaró que esta cifra corresponde a la variación de enero a diciembre de 2012, en comparación con el mismo periodo de 2017, por tanto no a la empleada para el cálculo del segundo aguinaldo "Esfuerzo por Bolivia" que se obtiene a partir de la variación del PIB correspondiente de julio de 2017 a junio de 2018, frente al periodo de julio de 2016 a junio de 2017.