Pasar al contenido principal
Bonos argentinos caen de manera generalizada tras críticas de acreedores a política económica del Gobierno
Miércoles, Febrero 17, 2021 - 15:48

El Grupo Ad Hoc, integrado por importantes actores como BlackRock, e involucrado en la millonaria reestructuración que impidió el noveno incumplimiento soberano de Argentina, agregó que le preocupaban las conversaciones del país con el FMI por un nuevo acuerdo, ya que están "subordinados a la política".

Los bonos de Argentina cayeron el miércoles ante un manifiesto desinterés inversor, pese a las altas tasas de retorno, debido a las dudas sobre el futuro económico local en momentos en que el Gobierno país mantiene conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por un crédito de facilidades extendidas.

El gigante Grupo Ad Hoc criticó al país sudamericano por lo que describieron como políticas económicas "erráticas" que están afectando el crecimiento y golpean los precios de los bonos, cinco meses después de que el Gobierno reestructurara unos US$ 65.000 millones en deuda externa.

"Bajan 30% los bonos (desde) que Argentina hizo el canje de deuda. En un mundo con tasas cero y dólares que sobran por todos lados, los títulos argentinos tienen una tasa del 18%/19%. Por ello, el grupo mayoritario de bonistas que aceptó el canje sale hoy (miércoles) a protestar", dijo un economista privado en condición de anonimato.

La plaza financiera argentina retomó su actividad tras los feriados de lunes y martes por "Carnaval".

La deuda en la plaza extrabursátil doméstica se negoció con una baja promedio del 1,1%, donde el título referencial Bonar 2030 perdió un fuerte 2,9%. El riesgo país del banco JP.Morgan bajaba 13 unidades, a 1.484 puntos básicos hacia las 17.00 hora local.

El negociador argentino ante el FMI, Sergio Chodos, declaró en una entrevista publicada el domingo por un portal que "preferiría que el problema de la deuda (con el organismo) se resuelva antes de mayo, pero esa no es la prioridad", en momentos donde "el mensaje del Fondo frente a la pandemia es que gasten los países ricos y que ahorren los pobres".

EL índice accionario S&P Merval mejoró un 1,79%, a 52.386,59 unidades como cierre provisorio, en parte por la inercia que exhibieron el martes en Nueva York los papeles energéticos y financieros de empresas nacionales (ADRs).

El peso mayorista se devaluó un 0,46%, al piso récord de 88,94/88,95 por dólar, una caída previsible para los operadores tras cuatro días sin actividad financiera en el país. La plaza se mantuvo regulada por el banco central (BCRA), el que sumó unos entre US$ 45 a US$ 100 millones para sus golpeadas reservas, según dos fuentes del mercado.

"Tenemos un objetivo de depreciación de tipo de cambio, que en diciembre el dólar esté en 102,40 (pesos) en promedio, eso estima en un 24% o 25% de depreciación en el año", dijo el ministro de Economía, Martín Guzmán, en una reciente entrevista radial. Analistas privados esperan una inflación anual en torno al 50%.

Con este deseo del Gobierno, "por ejemplo con un IPC de enero del 4%, se tiene que la inercia inflacionaria provocará una caída del tipo de cambio real. Este hecho, junto con un bajo nivel de reservas netas, tasas reales negativas y monetización del déficit es muy probable que agregue presión a la brecha cambiaria, el talón de Aquiles del actual esquema macro", reportó Roberto Geretto, economista del Banco CMF.

En los segmentos alternativos, el peso ganó terreno en todas sus versiones: a 147,9 unidades en el bursátil 'Contado con Liquidación' (CCL), a 143,4 en el 'dólar MEP' del Mercado Abierto Electrónico (MAE) y se apreció a 149 unidades en el circuito marginal.

Argentina recibió el miércoles 580.000 dosis de la vacuna contra la Covid-19 Covishield, fabricada por el Instituto Serum y desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, partida que tendrá un segundo envío en los próximos días desde el instituto indio.

Países

Autores

Reuters