Buenos Aires. Los inversores de bonos argentinos estaban expectantes este miércoles a noticias del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la sostenibilidad de la deuda del país y a saber si las reuniones de una misión del organismo con funcionarios en Buenos Aires resultarían en una recomendación para una fuerte reestructuración de pasivos.

Los precios de los bonos extrabursátiles se han derrumbado en promedio un 3,5% en lo que va del año debido a la incertidumbre sobre la capacidad de Argentina de pagar el préstamo de US$44.000 millones con el FMI, su mayor acreedor de deuda, y otros miles de millones de dólares en poder de tenedores privados.

Se esperaba que tras las reuniones de los economistas del organismo internacional con funcionarios argentinos de la actual administración se pronunciara una declaración.

Las conversaciones fueron convocadas por el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien dice que el Gobierno necesita renegociar alrededor de US$100.000 millones en deuda soberana, dada la incapacidad de pago por la recesión que arrastra el país.

"Sería positivo para el mercado ver una declaración del FMI que diga que la deuda de Argentina puede volverse sostenible posponiendo los pagos de bonos de capital y reduciendo los cupones de tasas de interés. Y que el FMI respaldaría ese tipo de reestructuración", dijo Fernando Marrul, director de la consultora FM y Asociados en Buenos Aires.

"El peor de los casos para los tenedores de bonos sería que el FMI emitiera una declaración que respalde un corte profundo, o un recorte en el capital adeudado a los tenedores de bonos", agregó. "Hasta ahora no tenemos mucha información sobre las reuniones. Necesitamos saber qué piensa el FMI sobre la sostenibilidad de la deuda de Argentina".

Los precios de los bonos extrabursátiles se vieron afectados la semana previa luego de que el Gobierno nacional se viera obligado a declarar desierta una licitación de bonos con vencimiento en 2021 debido al bajo interés de los inversores y al anunció de postergar unilateralmente el pago de capital del bono dual 2020 hasta el 30 de septiembre.

Guzmán dijo recientemente que las políticas de austeridad que impulsa el FMI eran las culpables de la crisis de deuda del país y advirtió que para los tenedores de bonos las próximas negociaciones probablemente serán "frustrantes".

Los primeros negocios del miércoles en el mercado financiero doméstico mostraban reducidos altibajos de precios, dijeron operadores.