Brasilia. Para el gobierno brasileño el crecimiento del 1,1% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2019 es una señal de la "recuperación consistente" de la actividad económica del país.

La Secretaría de Política Económica del Ministerio de Economía señaló este miércoles que los resultados divulgados por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) indican una "mejora sustancial".

Después de un primer trimestre con un crecimiento bajo debido a los problemas negativos, el crecimiento volvió a un ritmo constante de recuperación, apuntó la Secretaría.

"La composición del PIB indica una mejora sustancial, con un crecimiento constante del PIB privado y de la inversión privada, de modo que la economía empieza a mostrar un dinamismo independiente del sector público", señaló.

La aceleración en el segundo semestre, resaltó la Secretaría, se reflejó en el calentamiento de los mercados laboral privado y de crédito libre, que presentan los mejores indicadores desde 2013, lo que hace pensar en una continuidad en el fortalecimiento de la economía en 2020. 

"Es importante destacar que la gran ganancia de credibilidad, que se reflejó en la mejora de las expectativas de consumidores y las empresas, es el resultado de medidas estructurales que corrigen la mala asignación de recursos", apuntó el Ministerio de Economía.

"Es importante destacar que la gran ganancia de credibilidad, que se reflejó en la mejora de las expectativas de consumidores y las empresas, es el resultado de medidas estructurales que corrigen la mala asignación de recursos", apuntó.

Agregó que la aprobación de la reforma de pensiones el año pasado y la austeridad fiscal garantizaron una perspectiva de control fiscal, reduciendo los tipos de interés estructurales, lo que debería ser un estímulo adicional para la economía en 2020.

"Se espera que la inversión se acelere, impulsada por la reducción de los tipos de interés, el aumento de la rentabilidad de las empresas y la expansión del crédito. La continuación del programa de reformas también puede contribuir en esta dirección", consideró.

Los datos de principios de año, añadió la Secretaría, indican que la confianza industrial sigue recuperándose.

Explicó que los datos del mercado apuntan a una sólida recuperación del empleo, lo que refuerza la hipótesis de una reducción del desempleo a lo largo de 2020.