Brasilia. Brasil perdió un total neto de 763.232 empleos en los primeros cuatro meses de 2020, informó este miércoles el Ministerio de Economía, debido a que más de 1 millón de puestos se cerraron en abril y marzo por la crisis del coronavirus.

Más de 860.000 empleos se perdieron en abril y más de 240.000 se eliminaron en marzo, según las cifras, las primeras para el año que se divulgan luego de que la publicación se suspendió porque las empresas mostraban problemas para entregar información actualizada y precisa.

En enero y febrero, hubo una apertura neta de 113.155 y 224.818 empleos, respectivamente.

El desempeño en el período de cuatro meses finalizó con 38.046 millones de empleos formales, el nivel más bajo desde 2011 (36.824 millones).

El Ministerio de Economía indicó que el resultado hubiera sido aún más grave sin el programa de pago de beneficios del gobierno para aquellos que han reducido las horas de trabajo o le fue suspendido su contrato de trabajo. Se estima que se preservaron 8,1 millones de empleos a través de esta iniciativa.

En el análisis por sector, el más afectado por la crisis fue el comercio, con 342.748 empleos cerrados de enero a abril. Luego vienen el sector de servicios (-280.716), industria (-127.886) y construcción civil (-21.837). La agricultura, por otro lado, vio la apertura de 10.032 puestos en el año.

El anuncio de las cifras había sido suspendido por el gobierno, debido a que las empresas habían tenido dificultades para transmitir información, luego de que el gobierno concentrara el sistema de registro en eSocial.

A finales de marzo, el Ministerio de Economía también declaró que el escenario de la pandemia estaba dificultando la autorregulación de las empresas.