Brasilia. Brasil tuvo déficit en transacciones corrientes de US$795 millones en noviembre, resultado mejor de lo esperado, ayudado por la fuerza de la balanza comercial, informó el Banco Central este viernes.

En una encuesta de Reuters, la expectativa era de un déficit de US$1.900 millones.

En el mes, las inversiones directas en el país (IDP) sumaron US$10.274 millones, un poco por debajo de la proyección de analistas de US$11.000 millones, sumando en los 11 meses de 2018 el equivalente a US$77.782 millones.

Para el cierre del año, la expectativa del BC es de un IDP de US$83.000 millones, como apuntó la víspera en su Informe Trimestral de Inflación.

El déficit de las transacciones corrientes ascendió a US$12.114 millones de enero a noviembre, muy por encima del saldo negativo de US$3.581 millones de igual período del año pasado.

En 12 meses, el rombo alcanzó US$14.020 millones, correspondiente al 0,74% del Producto Interno Bruto (PIB), siendo que para 2018 la proyección del BC es de un déficit de US$17.600 millones.

Para 2019, el BC ve un déficit aún mayor, de US$35.600 millones, en función de un resultado menos expresivo de la balanza comercial, afectada por el crecimiento más vigoroso de las importaciones en medio de la recuperación económica.